201604.07
0
0

Abogados por un mundo mejor

Abogados por un mundo mejor

Extraído de Yorokobu

Escrito por Enrique Alpañés

Publicado el 25 de noviembre de 2015

Pagar a un abogado con boniatos no es lo normal. La cosa cambia cuando explicamos que los boniatos son una moneda social puesta en marcha en Madrid y que el jurista en cuestión forma parte de Red Jurídica, una cooperativa de abogados que lucha por crear un derecho inclusivo.

Ignacio Trillo se formó entre Madrid, México y París. Se ha involucrado en movimientos de cooperación al desarrollo así como en plataformas sociales como el Patio Maravillas o la Comisión Cerremos los CIES. Pero cuando a Trillo se le pide que ahonde en su experiencia en estos lugares desvía amablemente su discurso. “No se trata de hablar de mí, esto es una cosa que hacemos todos juntos”, argumenta. Con ese “todos”, Trillo no se refiere a sus dos socios, con los que fundó Red Jurídica hace ya seis años. Habla de plataformas y colectivos, habla de algo tan abstracto como la sociedad. “Tenemos esa idea del abogado individualista que consigue grandes logros él solo. Es algo muy de pelis americanas, pero esto no es Erin Brockovich”, argumenta. Una persona sola no puede cambiar el sistema, por eso Red Jurídica se vertebra como una parte del engranaje que intenta hacerlo. Y a veces lo consigue.

Red Jurídica escoge casos concretos que pueden cambiar realidades más genéricas, individuales y colectivas. Es lo que Trillo denomina “modelo del litigio estratégico”, escoger casos paradigmáticos para cambiar la solución a realidades sociales mediante la jurisprudencia. Han decidido actuar de este modo porque entienden que hay problemáticas que no deben ser abordadas de forma individual. “El caso de los desahucios, por ejemplo”, explica Trillo. “Como la PAH [Plataforma de afectados por las Hipotecas], entendemos que no es un problema personal sino colectivo”. EREs, preferentes, cláusulas suelo, discriminación social… Las problemáticas son muchas pero la forma de afrontarlas es siempre similar, en una especie de aplicación al derecho de la máxima ecologista “piensa global, actúa local”.

Puede que la sociedad no conciba a los abogados como defensores de la justicia social. La idea preconcebida se parece más a aquél capítulo de Los Simpsons en el que el picapleitos Lionel Hutz imagina un mundo sin abogados como una ensoñación llena de paz y amor. Ignacio Trillo ríe cuando se le recuerda esta escena, aunque no se muestra del todo de acuerdo con el diagnóstico. “No creo que seamos percibidos del todo así”, se defiende, aunque reconoce que la imagen en general no es buena. Tira de otros referentes populares (los abogados del señor Burns, Saul Goodman de Breaking Bad) para explicar una generalización que no se corresponde con el mundo real. “Una de las cosas en las que ponemos mucho empeño es en luchar contra estos mitos”, asegura. “Explicamos a los estudiantes en la universidad que otro tipo de derecho es posible, que no todo es pasar 20 horas al día en un despacho de abogados para defender a grandes corporaciones”.

Cambiar el tipo de derecho es difícil, pues hablamos de un sistema “eminentemente conservador”. Red Jurídica se confirma, pasado un lustro de su formación, como uno de esos agentes de cambio, aunque Trillo señala a otro como el principal transformador de la justicia: la sociedad. El ejemplo más claro vuelve a ser el de los desahucios. Los jueces no estarían dando la razón a los desahuciados si no se hubiera producido un cambio en la percepción de este drama social, si una plataforma como la PAH no hubiera puesto el problema en la primera página de todos los periódicos. “La ley no está escrita a sangre en un libro”, explica Trillo, “por lo tanto hay diferentes formas de interpretarla”.

Red Jurídica mantiene varios equilibrios difíciles de gestionar. El primero se conforma como una contradicción. “Cuando entras en sede judicial estás pasando a formar parte de un sistema que quieres cambiar”, reconoce Trillo. Sin embargo, defiende que es un peaje que merece la pena pagar. El segundo es su etiqueta de empresa social. “Emprender en lo social significa darle más importancia a la segunda parte del sintagma” defiende, “o saber combinarlas muy bien”. En su caso parece que lo están consiguiendo. En unos días Red Jurídica ampliará su plantilla y se mudará a unas oficinas en el centro de Madrid. Pero Trillo no le da mucha importancia a eso y continúa su discurso combativo. Puede defenderlo durante horas pero se resume perfectamente en una frase contundente. “A través de determinadas causas judiciales se puede conseguir un mundo mejor. En ello están.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.