202202.100

La Audiencia Provincial de Murcia sitúa a un paso del banquillo a los dueños de la macrogranja que denunció ‘Salvados’

En febrero de 2018, el programa Salvados, presentado por aquel entonces por Jordi Évole en La Sexta, ofreció un reportaje que incluía impactantes imágenes de las condiciones en las que eran criados cerdos en una macrogranja de la localidad murciana de Alhama de Murcia, que suministraba principalmente a la cárnica El Pozo, empresa que anunció entonces que dejaba de trabajar con la citada explotación. Igualdad Animal denunció los hechos y un juzgado de Totana abrió una causa que se instruyó hasta el pasado 15 de noviembre, cuando la jueza de instrucción decretó su archivo al no detectar “maltrato animal, ni de manera activa, ni por omisión”.

En nombre de Igualdad Animal interpusimos un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, alegando, entre otras cosas, que la situación de hacinamiento de los cerdos era evidente, que no podían moverse ni tumbarse y que las condiciones de higiene eran “lamentables”. El recurso remarcaba que las deformaciones por hernias de los cerdos evidenciaban enfermedades “irreversibles” que les producían “un sufrimiento innecesario y prolongado”, cuando deberían haber sido operados o sacrificados.

La Fiscalía se adhirió a nuestras alegaciones.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha estimado nuestro recurso, revocando el sobreseimiento y acordando continuar con los trámites del procedimiento abreviado.

Se han hecho eco de esta noticia los medios eldiario.es y Público

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *