Han detenido a un familiar. ¿Qué hago?

familiar detenido que hacer

Recibir una llamada en la que te comunican que han detenido a un familiar o ser querido, suele venir acompañado de un torbellino de emociones, dudas e impotencia.

Aunque el primer impulso es siempre el de acudir a la Comisaría, no siempre es buena idea. Por eso hemos decidido publicar este artículo, en el que trataremos de explicarte qué es lo que va a suceder y qué cosas puedes hacer o no.

Han detenido a un familiar

Si te has enterado de que han detenido a un familiar o a un ser querido, suele ser de dos formas distintas. La primera es si alguna persona que se encontrara con la persona detenida te informa de ello.

La segunda y más habitual es recibir una llamada desde Comisaría, bien de la persona detenida, bien de un agente de Policía, en la que te informan que se encuentra detenida.

Sea de una manera u otra, es habitual que en este momento no tengas mucha más información, o la que tengas se a bastante confusa, más allá de saber la Comisaría en la que se encuentra.

La detención y los derechos de la persona detenida

Debes saber que una vez que la Policía realiza una detención debe llevar a la persona detenida a Comisaría, donde será filiada y cacheada, y donde se le darán copia de sus derechos.

Entre los derechos que tiene la persona detenida, recogidos en el art. 520 LECrim,  se encuentran los siguientes:

a) Derecho a designar a un abogado/a que le asista. Es decir, le van a preguntar a la persona detenida si quiere designar a un abogado/a de su confianza. En caso de que no conozca el nombre de ningún abogado, que suele ser habitual, lo que se hará es designarle uno del Turno de Oficio.

b) Derecho a que se ponga en conocimiento del familiar o persona que desee, sin demora injustificada, su privación de libertad y el lugar de custodia en que se halle en cada momento. Si eres extranjero, además, se tiene derecho a que se comunique al consulado. Si la persona detenida decide que sea a ti a quien se comunique su detención, es por ello que habrás recibido la llamada de un agente de Policía.

c) Derecho a comunicarse telefónicamente, sin demora injustificada, con un tercero de su elección. Esta comunicación se celebrará en presencia de un funcionario de policía. Es decir, la persona detenida tiene derecho a llamar a quien desee para comunicarse con ella. Si has recibido una llamada de la persona detenida, es porque ha decidido comunicarte contigo. Debes tener en cuenta que esta llamada se hace en presencia de un agente de Policía y suele ser bastante breve.

Qué puedo hacer

Nuestro primer consejo es que trates de mantener la calma.

En segundo lugar, si puedes, trata de recopilar toda la información que puedas sobre la detención, como por ejemplo saber si ha habido testigos o si el hecho por el que ha sido detenido ha podido ser grabado por alguien.

En tercer lugar puedes valorar la posibilidad de buscar asesoramiento o de llamar a un abogado/a de confianza, para que asuma la asistencia de la persona detenida.

Como decíamos, es habitual que la persona detenida o bien no conozca, o bien no se acuerde del nombre de un abogado/a de confianza. En ese caso se le designará a un abogado/a del Turno de Oficio para que asuma la asistencia a la persona detenida. Pero en caso de que tengas a un abogado/a de confianza, o quieras llamar a alguno, es posible hacerlo.

Para ello lo que debes hacer es llamar lo antes posible  a tu abogado/a de confianza y comunicarle que han detenido a tu familiar. El abogado, a su vez, llamará al Colegio de la Abogacía para informar que un familiar quiere que asuma la asistencia, para que, finalmente, en Comisaría se le pregunte a la persona detenida si le parece bien que sea esa persona la que le asista. La última decisión la va a tener, como es normal, la persona detenida.

Contacto

La asistencia en Comisaría

Ya sea con un abogado/a del Turno de Oficio, o con una abogado/a particular de confianza, la persona detenida debe ser asistida en Comisaría. Esto supone que el abogado/a debe acudir a Comisaría, donde podrá tener una reunión reservada con la persona detenida.

Después, se procederá a la toma de declaración de la persona detenida por parte de la Policía, siempre asistida por su abogado/a. La práctica habitual es recomendar que en ese momento la persona detenida se acoja a su derecho de no declarar, ya que en ese momento no se tiene acceso a toda la información.

Después de la declaración, el abogado/a puede mantener otra reunión reservada con la persona detenida.

¿Cuándo va a salir en libertad la persona detenida?

Esto depende de varios factores.

Una vez que la persona ha declarado en Comisaría pueden pasar dos cosas:

a) Que acuerden la puesta en libertad de la persona detenida, por lo que saldrá en libertad al poco de haber declarado en Comisaría. Eso sí, lo habitual es que en el futuro sea llamada a declarar en el Juzgado.

b) Que sea puesta «a disposición judicial«: Es decir, que deba ser trasladada al Juzgado, donde volverá a recibir la visita de su abogado/a y donde deberá declarar ante el Juez. Tras esa declaración, y salvo que el Juez acuerde, a petición del Fiscal, la prisión provisional, será puesta en libertad.

Por desgracia el que una persona detenida sea puesta a disposición del Juzgado suele suponer que pase otra noche en los calabozos, ya que los traslados al Juzgados desde Comisaría se suelen hacer por las mañanas, si bien laley y la jurisprudencia establecen que debe ser puesto a disposición judicial lo antes posible. Sí que des saber que el límite máximo que puede estar una persona detenida es de 72 horas.

Te ponemos varios ejemplos para que puedas hacerte una idea, si bien cada caso es distinto:

Ejemplo 1: Persona detenida por la tarde. Lo normal es que le asista el abogado/a o bien esa misma tarde o ya por la noche. En caso de que sea puesta en libertad sin pasar a disposición judicial la persona detenida saldría en libertad esa misma noche.

En caso de que esta persona sea puesta a disposición judicial, lo normal es que después de la declaración en Comisaría pase la noche en los calabozos de las dependencias judiciales, y que no sea hasta la mañana siguiente en la que sea trasladada al Juzgado. Una vez ahí, tendría que recibir la visita de su abogado/a y después declarar ante el Juez. Lo normal es que si se acuerda su libertad salga a última hora de la mañana o a primera de la tarde, dependiendo del número de detenidos que tenga el Juzgado.

Ejemplo 2: Persona detenida por la noche o en la madrugada. Puede ocurrir que hasta la mañana siguiente no se haga la asistencia en Comisaría, con la visita del abogado/a y su declaración. Si es puesta en libertad sin pasar por el Juzgado, saldría entonces. Si es puesta a disposición del Juez, por desgracia es habitualñ que no lo hagan hasta la mañana siguiente, por lo que pasaría una segunda noche en calabozos, tras lo que sería llevado al Juzgado a la mañana siguiente.

¿Puedo visitar al familiar detenido?

No. No existe la posibilidad de que la persona detenida reciba visitar de familiares o allegados ni en Comisaría ni en el Juzgado cuando es puesta a disposición del Juez.

Por ello no es recomendable acudir a Comisaría cuando nos enteramos que han detenido a un familiar, ya que ni nos van a dejar pasar ni nos van a dar información.

 


 

Para cualquier duda o asesoramiento, te recordamos que puedes ponerte en contacto con nosotras aquí.

Igualmente, te puede interesar:

Diferencia delito de atentado y de resistencia contra la autoridad

 

Red Jurídica es una cooperativa de abogados y abogadas que ejerce el Derecho desde una perspectiva crítica. Ofrecemos servicios en Derecho Penal, Civil, Familia, Laboral, etc

Related Posts

Leave a Reply

Categorías