Estatuto del Becario: Así será la esperada reforma

Estatuto becario

La entrada de año promete varias reformas legislativas que se suman al recorrido ya realizado en materia laboral y de seguridad social. El Estatuto de la Becario/a es una de ellas, y aunque de momento solo conocemos lo que se plantea en las negociaciones y borradores, parece que el boceto final está perfilado.

Es probable que tú misma/o hayas realizado prácticas en empresas que no han sido más que trabajo productivo por el que no has recibido ningún tipo de compensación económica: si no has sido tú, habrá sido algún sobrino o alguna hija. “Coger experiencia”, hasta donde sabemos, no cuenta como moneda en el mercado. ¿Te suenan los despachos en los que todas las personas son, en realidad, “becarias”? ¿Y esas otras que aguantan lo indecible con la promesa de un puesto de trabajo final que nunca llega? ¿Y qué me dices de pagar créditos en la universidad para trabajar gratis? El Estatuto de la becaria/o es para ti.

Si bien no aborda toda la problemática, pretende erradicar los abusos más comunes en estas prácticas. De momento, la única certeza: a partir de enero de 2024 las becarias, aunque no reciban compensación económica, deben cotizar a la Seguridad Social para que cuente en sus pensiones. Es más: esta opción es posible para las personas que con anterioridad a esta reforma hubieran sido becarias, con un máximo de cinco años (Disp. Adicional quincuagésima segunda de la Ley General de la Seguridad Social). Todo apunta a que las empresas contarán con una bonificación del 95% para el pago de estas cuotas.

El Estatuto es un mandato que viene del Real Decreto-ley 32/2021, que concedía seis meses desde finales de 2021 para que el Gobierno entablara negociaciones. La figura de la becaria/o está concebida, en principio, como una relación académica (que no laboral) cuya motivación principal es formar a la persona becaria, no la realización de un trabajo productivo.

Sabemos que no es así: en 2022 Inspección descubrió 5.000 falsos becarios, y según un Informe de la Unión Europea de marzo de 2023, el 70% de jóvenes becaria/os tenían la misma carga de trabajo que el resto de compañera/os asalariada/os. Debes de saber que, en estos casos, tu relación es laboral y la actuación de la empresa es fraudulenta, convirtiéndola en nula y teniendo derecho a cotización y remuneración (tanto si la entidad en cuestión es privada como pública).

Estos son los cambios que se prevé que apruebe el Estatuto de la becaria/o, a falta de aprobación final:

Limitación de horas de prácticas curriculares y extracurriculares.

Aunque la reforma inicial pretendía la abolición gradual de las prácticas extracurriculares (esto es, las que están fuera del plan de estudios) por constituir uno de los ejemplos más claros de falsas becaria/os, se ha tenido que ceder ante las presiones de Universidades y de la CEOE (qué sorpresa).

Parece que la propuesta final es que las horas de prácticas curriculares no podrán superar el 25% del tiempo total de créditos de la titulación académica, con un máximo de 480 horas por curso (esto es, 188 días a ocho horas diarias).

Las prácticas extracurriculares se limitarán al 15%: es decir, 60 días a ocho horas por jornada.

Pago de dietas en el Estatuto del Becario/a

No obliga a remunerar la formación académica pero, si no lo es, la entidad deberá sufragar los gastos de desplazamiento, alojamiento o manutención.

Tutorías en el Estatuto del Becario/a

Cada persona becaria deberá tener una figura tutora que la oriente en la formación académica, estableciendo el límite de 5 estudiantes por tutor/a o bien 3 estudiantes en empresas de menos de 30 trabajadores.

Igualdad de derechos.

Se acabó el aferrarse a que la relación no es laboral (y que, por tanto, no se derivan los mismos derechos y obligaciones) para no dar vacaciones a las personas becarias: tendrán los mismos derechos que el resto de trabajadora/es en la entidad (descansos, vacaciones, festivos, etc.).

Limitación de personas becarias.

¿Recuerdas lo que decíamos más arriba? También se acabaron los despachos lleno de becaria/os: el máximo que puedan formarse por entidad no debe superar el 20% del total de la plantilla, si bien se establecen al menos dos personas becarias con independencia del número de empleada/os.

Jornada en el Estatuto del Becario/a

Se prohíbe expresamente que las personas becarias realicen su actividad en horarios nocturnos ni en régimen de turnos, «salvo que excepcionalmente los aprendizajes previstos en el plan formativo no puedan desarrollarse en otros periodos».

Derecho a paro en el Estatuto del Becario/a

A falta de aprobación final del texto legislativo, es posible que el Estatuto prevea el derecho a compatibilizar la prestación por desempleo y las prácticas formativas. Teniendo en cuenta que la mayoría de titulaciones prevén prácticas obligatorias, es una medida que celebramos.


Te puede interesar

Cómo impugnar un despido

Related Posts

Leave a Reply


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Categorías